¿Quién no ha definido su gran día como una boda de cuento? A veces la felicidad experimentada durante el gran día supera tanto las expectativas que sólo nos queda recurrir a las metáforas para describir cómo de especial fue. Sin embargo, si hoy hablamos de “una boda de cuento” lo hacemos de forma literal. Aparcamos las metáforas para presentaros la boda de “Blancanieves y los Cinco Enanitos”. Habéis leído bien: cinco, no siete. ¿Curioso verdad? Seguid leyendo que os lo explicamos con todo detalle.

Boda-de-cuento-La-Tarara_1
Os presentamos a W y F, una pareja de naturaleza risueña y muy creativa. Para su gran día decidieron hacer gala de esta esencia y dar concepto a la boda aportando motivos del cuento de Blancanieves. Y todo esto sin dejar de lado la delicadeza por la que se caracteriza una boda. Aun así, siete no fueron los enanitos, sino cinco; pues cinco es el número de hijos que ya tiene esta pareja. ¡Qué forma más bonita de hacer sentir partícipes a los más pequeños de un día tant especial!

Boda-de-cuento-La-Tarara_18

Boda-de-cuento-La-Tarara_20

Boda-de-cuento-La-Tarara_281

Según los responsables de La Tarara, el taller creativo encargado de organizar esta boda, “los novios querían un espacio íntimo y alejado de la civilización, un enclave perdido entre naturaleza  y montañas”. Así pues, una casita rural en Fontdellops (El Montseny) fue el lugar escogido. Un paraje que, como podéis ver en las imágenes, casa perfectamente con el vestido de José María Peiró for Whiteday escogido por la novia. En la decoración no faltaba ningún detalle: una cortina con más de 100 claveles rojos y una mesa decorada con flores silvestres y manzanas rojas con los nombres de los invitados, una tarta Red Velvet etc. En conjunto, el equilibrio perfecto entre dar motivo temático a una boda sin perder un ápice de elegancia y romanticismo. Sin duda ¡un gran trabajo por parte de los novios y por La Tarara!

Boda-de-cuento-La-Tarara_6

Boda-de-cuento-La-Tarara_4Todas las imágenes pertenecen a La Tarara

Esperamos que disfrutéis tanto como nosotros de las imágenes de esta boda. Hoy no podíamos cerrar este post de otra forma que con un gran “¡Fueron felices y comieron perdices!

 

¡Feliz semana y mucho amor!